[Video] La denun­cia de «la bol­sa» cris­pa al alcal­de de Bur­la­ta, que man­da des­alo­jar el Pleno



José Muñoz, alcal­de del PSN en Bur­la­ta, diri­gió gra­ves insul­tos a fami­lia­res de los últi­mos dete­ni­dos des­pués de negar­les el uso de la pala­bra y orde­nar el des­alo­jo del Pleno. Ocu­rrió en la sesión extra­or­di­na­ria con­vo­ca­da a medio­día de ayer por impe­ra­ti­vo legal, con­tra el cri­te­rio del pri­mer edil. Tras ello, varios veci­nos se colo­ca­ron bol­sas en la cabe­za y Muñoz res­pon­dió con expre­sio­nes como «hijos de puta».

Ramón SOLA (Gara)
El pleno extra­or­di­na­rio for­za­do por tres gru­pos muni­ci­pa­les en Bur­la­ta (NaBai, izquier­da aber­tza­le e IUN) para ana­li­zar la repre­sión con­tra jóve­nes de la loca­li­dad deri­vó en una situa­ción inusi­ta­da. El alcal­de del PSN, José Muñoz, se enzar­zó con el públi­co en un cris­pa­do enfren­ta­mien­to ver­bal en el que el pri­mer edil lla­mó reite­ra­da­men­te «hijos de puta» a los veci­nos allí presentes.

La sesión venía pre­ce­di­da por la resis­ten­cia del alcal­de a con­vo­car el pleno, que final­men­te fue lla­ma­do por la secre­ta­ria, como es nor­ma siem­pre que lo soli­ci­te un ter­cio de la Cor­po­ra­ción. El deba­te esta­ba trans­cu­rrien­do por cau­ces nor­ma­les y con sere­ni­dad, has­ta que jus­to antes de la vota­ción la con­ce­ja­la de la izquier­da aber­tza­le Mai­te Ezku­rra pidió que se die­ra la voz a fami­lia­res para que deta­lla­ran la situa­ción de los jóvenes.

Muñoz recha­zó esta deman­da, argu­men­tan­do que no cons­ta­ba en la reso­lu­ción lle­va­da al Pleno, aun­que sí en un escri­to ane­xo sus­cri­to por 747 veci­nos. Esta deci­sión fue cen­su­ra­da des­de el públi­co con expre­sio­nes como «¿No se os cae la cara de ver­güen­za?», «¿Voso­tros habláis de liber­tad de expre­sión?» o «¿Por qué una madre no pue­de con­tar lo que le han hecho a su hijo?». Muñoz repli­có que no tenía pro­ble­ma alguno en oír­lo, «pero no quie­ro». Al escu­char que alguien del públi­co le espe­ta­ba enton­ces «eres un tirano», se levan­tó y orde­nó a la Poli­cía Muni­ci­pal des­alo­jar la sala.

«¡Esto le han hecho a mi hijo!»
Enton­ces, las cosas se alte­ra­ron defi­ni­ti­va­men­te. Varias per­so­nas se colo­ca­ron en la cabe­za bol­sas negras para sim­bo­li­zar qué es lo que pre­ten­dían denun­ciar. «¡Esto se lo han hecho a mi hijo, se lo han hecho diez veces!», expli­có la madre de un dete­ni­do mien­tras se apre­ta­ba la bol­sa colo­ca­da alre­de­dor de su cue­llo. «¡Estáis a favor de la tor­tu­ra!», se oyó también.

El alcal­de repli­có a ello con expre­sio­nes como «Tor­tu­ra sois voso­tros, hijos de puta», un insul­to que usó varias veces ante la trein­te­na de per­so­nas que ocu­pa­ban los ban­cos del públi­co y los cua­tro perio­dis­tas pre­sen­tes. En el gui­ri­gay con­si­guien­te, hubo de todo. Por ejem­plo, una con­ce­ja­la del PP res­pon­dió a una madre: «¿Y qué es lo que que­ría hacer­me tu hijo a mí? ¡Hala, arrean­do de aquí!».

La sala fue vacia­da y la sesión se reanu­dó con más gri­tos, ante la per­ple­ji­dad de los perio­dis­tas y con el sue­lo sem­bra­do de bol­sas negras y de copias de las denun­cias de tor­tu­ra hechas por los jóve­nes, que varios edi­les tira­ron al sue­lo directamente.

Un con­ce­jal del PSN recri­mi­nó al por­ta­voz de Nafa­rroa Bai, Joxe Manuel Urrotz, que no les hubie­ra defen­di­do ante las refe­ren­cias a la tor­tu­ra, y el por­ta­voz del PP, José Enri­que Escu­de­ro, aña­dió que «esto pasa por con­vo­car este pleno». Antes ya se había decla­ra­do muy moles­to por tener que tra­tar este tema «que no intere­sa» y hacer­lo ade­más un sábado.

La moción fue recha­za­da con los votos de PSN, PP, UPN y CDN. Ya en el exte­rior, don­de se con­cen­tra­ron, los fami­lia­res se libra­ron de escu­char nue­vas incre­pa­cio­nes de Muñoz, como la de «son una sec­ta» o «han veni­do aquí a hacer el tea­tro con las bol­si­tas de basura».

20 impu­tados, 16 dete­ni­dos, 10 encarcelados…

Antes de que se des­en­ca­de­na­ra el inci­den­te, la dis­cu­sión había gira­do en torno a si la situa­ción de los jóve­nes de Bur­la­ta crea o no «alar­ma social» en la loca­li­dad. La voz can­tan­te de las dos posi­cio­nes enfren­ta­das la lle­va­ron Mai­te Ezku­rra, de la izquier­da aber­tza­le, y José Enri­que Escu­de­ro, del PP. Ezku­rra apor­tó estos datos: ha habi­do 28 impu­tacio­nes a 20 jóve­nes de Bur­la­ta des­de 2007, se han pro­du­ci­do 16 deten­cio­nes en ope­ra­cio­nes poli­cia­les «retro­ali­men­ta­das con lis­tas negras», se han regis­tra­do diez encar­ce­la­mien­tos y hoy día cua­tro bur­la­ta­rras se encuen­tran en pri­sión pro­vi­sio­nal «de modo injustificado».

«Nos gus­ta­ría dete­ner aquí esta sinies­tra con­ta­bi­li­dad, pero hay más», lamen­tó Ezku­rra. Ocho veci­nos fue­ron impu­tados por un brin­dis en fies­tas, dos más han acu­di­do a la Audien­cia Nacio­nal esta sema­na por «enal­te­ci­mien­to» y a otros dos se les piden aho­ra más de seis años por la car­ga poli­cial en el fune­ral del padre de un pre­so del pue­blo. «Era Aitor Torrea, no le deja­ron ver­lo antes de morir, y salió de la cár­cel jus­to cin­co días des­pués», recordó.
Para Escu­de­ro, nada de esto crea alar­ma. «Intere­sa a muy poca gen­te, y ya lo hemos deba­ti­do lar­ga­men­te. Que sepáis que esta­mos aquí por impe­ra­ti­vo legal».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.