Jose Mari Sagardui "Gatza", el preso politico mas veterano de Europa, sale tras 31 años en prisiones españolas. Ongi Etorri Etxera!!!

El zor­notza­rra, el pre­so polí­ti­co que más tiem­po lle­va encar­ce­la­do en Euro­pa, debe­ría haber sido libe­ra­do el 20 de agos­to de 2009 en vir­tud de las reden­cio­nes con­ce­di­das, pero en abril de ese año le apli­ca­ron la doc­tri­na del Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol de febre­ro de 2006 y le anu­la­ron las reduc­cio­nes.

En las tres déca­das que ha esta­do pre­so ha sufri­do la dis­per­sión peni­ten­cia­ria en Cara­ban­chel, Soria, Puer­to, Herre­ra, Sevi­lla, Mallor­ca, Gra­na­da y Jaén, don­de se encuen­tra actual­men­te.

El 13 de abril mier­co­les una mani­fes­ta­cion que ten­dra lugar a las 20:00 en Zor­notza, reco­rre­ra las calles con el lema 'Bizi oso­ra­ko kar­tze­la zigo­rrik ez!'

El 16 de abril saba­do ten­dra lugar en Zor­notza un acto nacio­nal en con­tra de la cade­na per­pe­tua. Este acto ten­dra lugar en la pla­za del ayu­ta­mien­to a las 17:30.

Se da la para­do­ja de que Gatza aban­do­na la pri­sión, el día inter­na­cio­nal de los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos, la mejor cele­bra­ción que Gatza, Eus­kal Herria y las pri­sio­ne­ras y pri­sio­ne­ros polí­ti­cos del mun­do, sus fami­lias y quie­nes les apo­yan podrían soñar.

Ongi eto­rri, Gatza, anai eta borro­ka­la­ria!

Etxerat invita a "dar una calurosa bienvenida" a "Gatza", que mañana abandonará Jaén tras casi 31 años preso
«Gatza ha cono­ci­do en pri­me­ra per­so­na la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria más dura de toda Euro­pa»

Jose Cruz Coto (mem­bro de Etxe­rat):

Es difí­cil resu­mir 31 años en ape­nas unas líneas. Varios de las y los aquí pre­sen­tes siquie­ra habían naci­do en julio de 1980. Fue enton­ces cuan­do José Mari Sagar­dui Gatza fue dete­ni­do y tras ser bru­tal­men­te tor­tu­ra­do, encar­ce­la­do. Des­de enton­ces, han pasa­do miles de días y millo­nes de horas. Maña­na, trans­cu­rri­dos ya casi 31 años, Gatza aban­do­na­rá la pri­sión de Jaén para retor­nar a Zor­notza. Des­de aquí, nues­tro cari­ño, apo­yo, cer­ca­nía y dis­po­ni­bi­li­dad, tan­to para Gatza como para sus fami­lia­res y alle­ga­dos.

El mun­do ha cam­bia­do sus­tan­cial­men­te en estos 31 años. Cuan­do Gatza entró en pri­sión, los ecos la revo­lu­ción san­di­nis­ta aún reso­na­ban con fuer­za, los con­ser­va­do­res Reagan y That­cher alca­za­ban el poder, Suá­rez ocu­pa­da la Mon­cloa y Gis­card D'Estain El Eli­seo de París, la Unión Sovié­ti­ca se apres­ta­ba para inva­dir Afga­nis­tán, Ber­lín con­ti­nua­ba divi­di­da en dos, Nel­son Man­de­la esta­ba pre­so en Rob­ben Island y las pri­sio­nes espa­ño­las se lle­na­ban de vas­cos y vas­cas.

Sin embar­go, revo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca y cam­bio socio­ló­gi­co evi­den­te median­te, hay cosas que no han varia­do. Segui­mos hablan­do sobre una cri­sis eco­nó­mi­ca glo­bal y la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que se apli­ca a las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos sigue depa­ran­do trá­gi­cas con­se­cuen­cias.

Así las cosas, pode­mos decir que Gatza es un autén­ti­co super­vi­vien­te. Una per­so­na y un pre­so que ha sobre­vi­vi­do a todas las fases de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria, con su endu­re­ci­mien­to pau­la­tino corres­pon­dien­te. Duran­te los 31 años que ha pasa­do encar­ce­la­do has­ta con­ver­tir­se en el pre­so polí­ti­co más anti­guo de Euro­pa, Gatza ha pasa­do por Cara­ban­chel, Soria, Puer­to I, Herre­ra de la Man­cha, Alca­lá Meco, Cara­ban­chel Hos­pi­tal, Herre­ra de nue­vo, Sevi­lla II, Mallor­ca, Sevi­lla I, Gra­na­da, Cara­ban­chel Hos­pi­tal Peni­ten­cia­rio, Sevi­lla II, Puer­to II, Jaén II, Lan­graitz ‑en su úni­ca estan­cia en Eus­kal Herria- y, de nue­vo, Jaén.

Gatza ha cono­ci­do todas las fases de la cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te, sis­te­ma defi­ni­do por Rubal­ca­ba como "el más duro de Euro­pa". El régi­men mili­ta­ri­za­do y las entra­das a san­gre y fue­go de la poli­cía a prin­ci­pios de los ochen­ta, la pues­ta en mar­cha de pri­sio­nes de máxi­ma segu­ri­dad, la dis­per­sión, los inten­tos de divi­sión y chan­ta­je del EPPK, el ais­la­mien­to, la muer­te de com­pa­ñe­ros, la apli­ca­ción de fac­to de la Cade­na Per­pe­tua, los cacheos, el con­trol indi­vi­dua­li­za­do y una serie inter­mi­na­ble de medi­das.

Duran­te el tiem­po en el que Gatza ha per­ma­ne­ci­do en pri­sión, 21 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas han muer­to en pri­sión. En la mayo­ría de los casos debi­do a una evi­den­te des­asis­ten­cia médi­ca. Asi­mis­mo, 16 fami­lia­res, ami­gos y ami­gas tam­po­co van a poder ver el retorno de Gatza a casa, ya que murie­ron a con­se­cuen­cia de acci­den­tes pro­vo­ca­dos por la dis­per­sión. Situa­cio­nes, que por des­gra­cia, con­ti­núan repi­tién­do­se como hemos podi­do com­pro­bar en las últi­mas fechas: Hace poco menos de dos sema­nas, alle­ga­dos del pre­so polí­ti­co bil­baíno Julen Larri­na­ga sufrie­ron un acci­den­te camino de la pri­sión galle­ga de Cur­tis y el pasa­do jue­ves, el anti­guo pre­so polí­ti­co Mikel Iba­ñez falle­cía a con­se­cuen­cia de una gra­ve enfer­me­dad.

Gatza es un super­vi­vien­te por­que ha sido capaz de salir vivo de pri­sión. Sale vivo tras pasar 31 años en la cár­cel, den­tro de un sis­te­ma peni­ten­cia­rio espe­cial que bus­ca la des­truc­ción de la per­so­na como per­so­na y del suje­to polí­ti­co. Gatza ha hecho fren­te a ese chan­ta­je inter­mi­na­ble, y tras pasar cua­tro años más que Nel­son Man­de­la en Rob­ben Island, aban­do­na la cár­cel.

Por ello, invi­ta­mos a la socie­dad vas­ca a reci­bir­le y dar­le una calu­ro­sa bien­ve­ni­da en su retorno a casa. Será una sen­sa­ción agri­dul­ce. Satis­fac­to­ria por el regre­so de Gatza a Zor­notza y agria por­que el sufri­mien­to pro­vo­ca­do por la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria es inne­ga­ble. No obs­tan­te, nos reite­ra­mos en el lla­ma­mien­to a tomar par­te en la bien­ve­ni­da a Gatza y en los dife­ren­tes actos que se cele­bra­rán duran­te las pró­xi­mas jor­na­das.

Final­men­te, no qui­sié­ra­mos olvi­dar que si bien Gatza aban­do­na la pri­sión maña­na, den­tro de ape­nas unas sema­nas, el 3 de mayo tam­bién sale de la cár­cel Jon Agi­rre Agi­riano. Lo mis­mo que hemos dicho sobre Gatza se pue­de apli­car a Agi­rre Agi­riano. El vecino de Ara­maio ha pasa­do 30 años en pri­sión ‑cum­plió su con­de­na en 2006- y es otro super­vi­vien­te. Gra­ve­men­te enfer­mo, con dolen­cias incu­ra­bles y que ponen su vida en ries­go como Artro­sis gene­ra­li­za­da (en ambas cade­ras). Her­nia dis­cal entre las vér­te­bras L4 y L5, en el año 2005 le implan­ta­ron una pró­te­sis en la cade­ra dere­cha.

Es hora de ter­mi­nar con estas situa­cio­nes. La dis­per­sión debe de des­apa­re­cer; las y los pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles deben ser excar­ce­la­dos; la apli­ca­ción de la Doc­tri­na que per­mi­te la apli­ca­ción de la Cade­na Per­pe­tua y que se ha ceba­do ya con más de 60 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas debe de ser des­ac­ti­va y las situa­cio­nes de ais­la­mien­to y sole­dad deben de cesar.

Para que casos como el de Gatza o Agi­rre Agi­riano no se vuel­van a repe­tir jamás, la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te debe de situar­se en cla­ve de reso­lu­ción demo­crá­ti­ca.

Ongi Eto­rri Gatza!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: