Otro ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to de Ger­man en San­fer­mi­nak 1978. Rue­da de prensa

RUEDA DE PRENSA
El 8 de julio de 1978, el pue­blo de Iru­ñea sufrió la mayor y más injus­ta agre­sión vivi­da por el mis­mo en déca­das. Un radio­afi­cio­na­do gra­bó lo siguien­te de la emi­so­ra poli­cial: “Tirad con todas las ener­gías. Lo más fuer­te que podáis. ¡No os impor­te matar!”.

Las órde­nes fue­ron cum­pli­das a raja­ta­bla. Un joven, Ger­mán Rodrí­guez Saiz, mili­tan­te de LKI, fue ase­si­na­do impu­ne­men­te; otras once per­so­nas, heri­das de bala; varios cien­tos más, mal­he­ri­das y con­tu­sio­na­das. El pro­pio infor­me poli­cial afir­mó que dis­pa­ra­ron más de 150 balas de fue­go real, 5.000 pelo­tas de goma, 1.000 botes de humo, otros 1.000 de gases lacri­mó­ge­nos. La bar­ba­rie del orden y la segu­ri­dad ciu­da­da­na arra­só nues­tra ciu­dad. Tres días des­pués, en Donos­tia, otro joven, Jose­ba Baran­dia­ran, sería ase­si­na­do en el trans­cur­so de la huel­ga gene­ral con­vo­ca­da en todo Eus­kal Herria en soli­da­ri­dad con Iru­ñea y en pro­tes­ta por la actua­ción policial.

Des­de enton­ces, todos los 8 de julio, las Peñas de Iru­ñea, ami­gos y com­pa­ñe­ras de Ger­mán y el movi­mien­to pro-amnis­tía, hemos saca­do a la calle duran­te las fies­tas el recuer­do de aque­llos hechos, para con­se­guir que los mis­mos sean escri­tos con pala­bras de VERDAD, JUSTICIA y REPARACIÓN.

Hace unas sema­nas nos visi­ta­ron varios ami­gos irlan­de­ses para con­tar­nos su expe­rien­cia. Allí, en 1972, en Derry –Irlanda‑, las tro­pas bri­tá­ni­cas dis­pa­ra­ron con­tra una mani­fes­ta­ción por los dere­chos civi­les, ase­si­nan­do a 14 per­so­nas. Duran­te déca­das, la ver­sión ofi­cial habló de que los sol­da­dos actua­ron en defen­sa pro­pia tras ser agre­di­dos por los mani­fes­tan­tes. Pero el año pasa­do, tras 38 lar­gos años de denun­cia lle­va­da a cabo por fami­lia­res, amis­ta­des y defen­so­res de los dere­chos huma­nos, el Gobierno bri­tá­ni­co tuvo que reco­no­cer que la res­pon­sa­bi­li­dad exclu­si­va por aque­llas muer­tes fue del ejér­ci­to bri­tá­ni­co y que éste dis­pa­ró a san­gre fría con­tra la manifestación.

Aquí, sin embar­go, nin­gu­na ins­ti­tu­ción rea­li­za un reco­no­ci­mien­to simi­lar. Creen que nos van a ven­cer por can­san­cio, pero están en un gra­ve error. El pró­xi­mo 8 de julio vol­ve­re­mos a hacer pre­sen­te en nues­tra ciu­dad que el recuer­do de la agre­sión pade­ci­da en los San­fer­mi­nes de 1978 sigue estan­do vivo en nues­tro pue­blo. E ins­ta­re­mos al Ayun­ta­mien­to de Iru­ñea a que cola­bo­re en la crea­ción de una Comi­sión de la Ver­dad que, como en Derry, escri­ba de nue­vo aque­llas pági­nas de nues­tra his­to­ria. Es bueno que sepan, que al igual que en Irlan­da, segui­re­mos insistiendo.

Ini­cia­ti­va popu­lar “San­fer­mi­nes 78 gogoan!”
Peñas de Iruñea
Movi­mien­to pro-amnistía.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.