Tras las mani­fes­ta­cio­nes del sába­do lla­ma­mos a seguir movi­li­zan­do­se y cons­tru­yen­do otro mode­lo social- Ezker Abertzalea

Tal y como hemos mani­fes­ta­do repe­ti­das veces en las últi­mas sema­nas, para Ara­lar, Alter­na­ti­ba, Eus­ko Alkar­ta­su­na y la Izquier­da Aber­tza­le es nece­sa­ria e impres­cin­di­ble una res­pues­ta en todos los ámbi­tos, a nivel ins­ti­tu­cio­nal y polí­ti­co, pero tam­bién en la calle, a la polí­ti­ca de recor­tes gene­ra­li­za­dos y drás­ti­cas refor­mas que el Gobierno del PP está adop­tan­do con la excu­sa de hacer fren­te a la crisis.

En ese sen­ti­do, valo­ra­mos posi­ti­va­men­te las movi­li­za­cio­nes por el cam­bio social desa­rro­lla­das el pasa­do sába­do en Donos­tia, Gas­teiz, Bil­bo e Iru­ñea bajo el lema “Eran­tzu­na gure esku. Era­ba­kia gure esku”. Agra­de­ce­mos a todas las per­so­nas que se ani­ma­ron a salir a la calle para denun­ciar la imple­men­ta­ción de unas medi­das cuyo úni­co resul­ta­do cier­to es el empeo­ra­mien­to de la situa­ción socioeconómica.

Miles de per­so­nas nos mani­fes­ta­mos en las cua­tro capi­ta­les de Hego Eus­kal Herria para denun­ciar la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca del Gobierno espa­ñol y rei­vin­di­car un mar­co de sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca ple­na des­de la que poder hacer fren­te a la cri­sis que tan dura­men­te está golpeándonos.

Y es que los dife­ren­tes gobier­nos espa­ño­les del PSOE y el PP han impues­to medi­das, recor­tes y refor­mas cuyo pun­to de par­ti­da no es un aná­li­sis crí­ti­co de lo que nos ha traí­do a la cri­sis, sino que median­te el recor­te gene­ra­li­za­do de dere­chos socia­les y labo­ra­les y ser­vi­cios públi­cos, inten­ta man­te­ner a flo­te el sis­te­ma que nos ha traí­do a esta situación.

Así, las dife­ren­tes medi­das pues­tas en mar­cha, como la sal­va­je refor­ma labo­ral anun­cia­da el vier­nes, no son más que una loca hui­da hacia ade­lan­te, en la que los úni­cos bene­fi­cia­rios son la gran ban­ca, el mer­ca­do finan­cie­ro y la éli­te empre­sa­rial; y las con­se­cuen­cias más visi­bles el impul­so a la pre­ca­ri­za­ción de las con­di­cio­nes labo­ra­les, el refor­za­mien­to del poder de la empre­sa, la gra­tui­dad del des­pi­do… Todo ello en nom­bre de la aus­te­ri­dad. Aus­te­ri­dad que no se apli­ca a las enti­da­des finan­cie­ras a las que se sigue apor­tan­do finan­cia­ción públi­ca y cuen­tan con suel­dos de 300.000 euros en el caso de las enti­da­des inter­ve­ni­das y 600.000 en el de las que reci­ben fon­dos públi­cos. Una medi­da que pone el sis­te­ma públi­co a mer­ced del capi­tal, a mer­ced de quien gene­ró la crisis.

Y en esta situa­ción, median­te las movi­li­za­cio­nes del pasa­do sába­do, las cua­tro for­ma­cio­nes polí­ti­cas hemos que­ri­do mos­trar a la ciu­da­da­nía de Eus­kal Herria, a las y los tra­ba­ja­do­res, nues­tro com­pro­mi­so y volun­tad polí­ti­ca para hacer fren­te a la gra­ve cri­sis sis­té­mi­ca que esta­mos vivien­do, así como nues­tra pro­pues­ta para supe­rar esta situa­ción. Así, enten­de­mos que las movi­li­za­cio­nes del pasa­do sába­do no son un fin en sí mis­mo, sino que se inte­gran en toda la diná­mi­ca de movi­li­za­ción social que ha de ser cons­tan­te. La res­pues­ta de Eus­kal Herria debe ser pro­por­cio­nal a la gra­ve­dad del ata­que que esta­mos sufrien­do, por lo que toda movi­li­za­ción es poca.

En este sen­ti­do, que­re­mos rea­li­zar un lla­ma­mien­to a par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción con­vo­ca­da para este vier­nes en Ezke­rral­dea, una de las comar­cas de Eus­kal Herria más afec­ta­das por la cri­sis. Asi­mis­mo, reite­ra­mos nues­tra adhe­sión a la mani­fes­ta­ción con­tra los recor­tes con­vo­ca­da para el pró­xi­mo día 25 por diver­sos sin­di­ca­tos y colec­ti­vos sociales.

Pero más allá de la res­pues­ta, siem­pre nece­sa­ria, enten­de­mos que es impres­cin­di­ble avan­zar en la arti­cu­la­ción de una alter­na­ti­va socio-eco­nó­mi­ca real. Una pro­pues­ta que ten­ga como base la sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca y que mar­que el camino hacia un nue­vo mode­lo. Más allá de la soli­da­ri­dad para con aque­llas per­so­nas que están sufrien­do en sus car­nes las con­se­cuen­cias de la cri­sis sis­té­mi­ca, que­re­mos ofre­cer una alter­na­ti­va que per­mi­ta inver­tir la situa­ción y que pasa por pro­fun­di­zar en nues­tra sobe­ra­nía has­ta lle­gar a un mar­co social y labo­ral propio.

Eus­kal Herria, como el res­to del mun­do, pre­ci­sa un mode­lo socio­eco­nó­mi­co alter­na­ti­vo, y vamos a tra­ba­jar de mane­ra deci­di­da en este camino para con­se­guir­lo, para hacer­lo realidad.

Tene­mos como obje­ti­vo la sobe­ra­nía de Eus­kal Herria, fun­da­men­ta­da en la jus­ti­cia social y en un nue­vo mode­lo sos­te­ni­ble. Y para ello, que­re­mos ofre­cer a la socie­dad vas­ca una alter­na­ti­va fir­me. Por eso, Ara­lar, Alter­na­ti­ba, Eus­ko Alkar­ta­su­na y la Izquier­da Aber­tza­le adop­ta­mos el com­pro­mi­so de tra­ba­jar en el dise­ño y desa­rro­llo de una alter­na­ti­va que per­mi­ta cons­truir nues­tro país con los mim­bres de la soli­da­ri­dad, la jus­ti­cia social y el res­pe­to a la naturaleza.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.