Algo así como un “brin­dis” para ASKAPENA 25 años

Internazionalismoa 25 Urte

Askapena25

Tex­to que Wal­ter Wen­de­lin escri­bió con moti­vo de la comi­da orga­ni­za­da para el (re)-encuentro entre inter­na­cio­na­lis­tas de Ara­ba. En este tex­to ‑más ‘wal­te­riano’ que nun­ca- Wal­ter nos habla de su estan­cia en Nica­ra­gua, la uto­pía, el momen­to actual, la mili­tan­cia inter­na­cio­na­lis­ta y el poso que nos deja… y como sor­pre­sa sacó una car­ta que estu­vo ‘escon­di­da’ en la sede de Aska­pe­na de Gas­teiz, detrás de la foto-retra­to del ‘Che’, escri­ta por la fami­lia de un vie­jo guda­ri muer­to hace más de 10 años:

Algo así como un “brin­dis” para ASKAPENA 25 años

Itu­rrie­ta-Ara­maio, 23 de junio de 2012

Fue­ron casi los gri­ses de Vito­ria y su “Inte­li­gen­zia”, allá a media­dos de los 80s, los que ence­rrán­do­me en un cala­bo­zo de la direc­ción Gene­ral de Poli­cía me exi­lia­ron a los bra­zos de la Revo­lu­ción San­di­nis­ta, a la revo­lu­ción de la Nica­ra­gua, la Nica­ra­güi­ta, la más boni­ta,… la que nació, bro­tó, flo­re­ció de la san­gre del pue­blo y el triun­fo de sus armas.

Lograr la vic­to­ria es cos­to­so, pro­vo­ca mucho sufri­mien­to, sacri­fi­cio, soli­da­ri­dad; es algo her­mo­so y lleno de ter­nu­ra. Ges­tio­nar y admi­nis­trar la defen­sa y el desa­rro­llo de este triun­fo ya no es her­mo­so. Pero sigue sien­do tra­ba­jo­so y dolo­ro­so, sobre todo cuan­do siem­pre hay com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras que ponen tra­bas, trai­cio­nan, se corrom­pen. Y nos fija­mos en estos, lucha­mos con­tra ellos y des­es­ti­ma­mos que tras toda per­so­na corrom­pi­da hay un corrup­tor, y este sí es enemi­go, el que mien­te y mani­pu­la para jun­tar poder y armas con las que reven­tar cual­quier triun­fo de la jus­ti­cia del pue­blo con el vil obje­ti­vo de recu­pe­rar sus ile­gí­ti­mos e injus­tos, amo­ra­les, delic­ti­vos y cri­mi­na­les pri­vi­le­gios: legal­men­te y sin las tra­bas de dere­cho ajeno alguno corrom­per, pri­va­ti­zar, robar y ase­si­nar masi­va­men­te con gol­pes de Esta­do cons­ti­tu­cio­na­les como hace unas horas en Para­guay, en Hon­du­ras, o el 23F; con geno­ci­dios que lla­man “gue­rras por la demo­cra­cia” y gue­rras que lla­man “accio­nes huma­ni­ta­rias”, con ham­bre que lla­man “liber­tad de opor­tu­ni­da­des”, con exter­mi­na­ción de la vida que lla­man “la ley natu­ral del libre mer­ca­do” y el “fin de la his­to­ria” como úni­co futu­ro posible.

No sabe­mos cómo es la UTOPÍA. Es joven y está al alcan­ce de la mano, y nos vie­ne gran­de cuan­do más gran­des nos hacemos.

Al igual que no hay más cie­go que el que no la quie­re ver, no hay más igno­ran­te que el que cree cono­cer­la y se deja relle­nar y embo­tar el cere­bro con ambi­güe­da­des, ter­gi­ver­sa­cio­nes, eufe­mis­mos, tópi­cos, gene­ra­li­da­des y medias ver­da­des o datos insig­ni­fi­can­tes. Lue­go estos pedan­tes están hin­cha­dos con su menú de la nue­va coci­na por su entran­te de olor a idea sobre base de agu­je­ro envuel­to en esen­cia de aro­ma inexis­ten­te. De pri­mer pla­to: Aro­ma de inexis­ten­cia, esen­cia envuel­to en agu­je­ros con sua­ve idea a olor. 2º pla­to: …. Y qué terri­bles secue­las: dia­rrea men­tal, nau­seas exis­ten­cia­les, pará­li­sis del pen­sa­mien­to … ¡don­de estén los pimien­tos relle­nos, la ensa­la­da mix­ta, las cos­ti­llas de cer­do y la ter­ne­ra gui­sa­da que nos vamos a comer, que nos hemos comido!

Pero esta­mos en una Gue­rra Mun­dial – no quie­ro ser apo­ca­líp­ti­co – es una, que es solo “de baja inten­si­dad”, como aque­lla que impu­sie­ron a la gen­te en las mon­ta­ñas de Jino­te­ga, Mata­gal­pa, Wiwi­li, Was­la­la. Es “baja” aun­que sólo para algu­nos, para los que la ejer­cen… y algu­nos pocos pri­vi­le­gia­dos más.

Lue­go lo logra­ron el 25 de febre­ro 1990. El FSLN y el pue­blo revo­lu­cio­na­rio habían cedi­do a las pre­sio­nes de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y sus media­do­res y faci­li­ta­do­res, pro­mo­to­res y pro­me­te­do­res de la paz y de los dóla­res. Las elec­cio­nes “Unas Demo­crá­ti­cas y Libres” habían aca­ba­do con la demo­cra­cia nica­ra­güen­se, san­di­nis­ta, pro­pia, popu­lar, inde­pen­dien­te, inclu­so algo socia­lis­ta, y sobe­ra­na. La paz de su “demo­cra­cia” neo­li­be­ral tra­jo más muer­te y mise­ria que la lucha con­tra su gue­rra de baja inten­si­dad. Los dóla­res como los 800.000 pues­tos de tra­ba­jo de los Feli­pes Gon­zá­lez … como el 2º pla­to de su menú.

Hirie­ron de muer­te a la UTOPÍA. Aho­ga­ron la UTOPÍA y la ter­nu­ra de la que vivía el pue­blo en una sola jor­na­da elec­to­ral. No hubo frau­de. – Eran un frau­de. – Sus elec­cio­nes demó­cra­tas son y serán un frau­de permanente.

En menos de un mes – en solo tres sema­nas – toda la socie­dad nica­ra­güen­se esta­ba enfan­ga­da y hun­di­da, aho­ga­da en un apa­ren­te y apa­ren­ta­do “cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co” de unos pocos y bajo esta losa la delin­cuen­cia, la cri­mi­na­li­dad, secues­tros, vio­la­cio­nes y abe­rra­cio­nes espe­luz­nan­tes, enfer­me­da­des inne­ce­sa­rias, nar­co­trá­fi­co y dro­go­de­pen­den­cias express, ham­bre, mise­ria y muer­te, sin dig­ni­dad, sin éti­ca, sin tor­ti­llas ni gallo pin­to, sin peni­ci­li­na ni médi­co, sin tra­ba­jo, sin soli­da­ri­dad, sin ter­nu­ra, con pro­fu­sión del “sál­ve­se quien pue­da a cos­ta de quien y de lo que sea”, … sin UTOPÍA.

Los nicas me devol­vie­ron a Eus­kal Herria.

Aquí en Eus­kal Herria esto nun­ca ocu­rri­ría. Hemos pro­gre­sa­do, nos hemos moder­ni­za­do, hemos madu­ra­do, hemos desa­rro­lla­do escue­las y uni­ver­si­da­des para edu­car y for­mar a nues­tros hijos e hijas, ….

… pero —- ¿Qué Mun­do les esta­mos dejan­do a nues­tras hijas e hijos?,

y con seme­jan­te mun­do sin Utopía:

¿Qué hijas e hijos le esta­mos dejan­do a este Mundo?

…………………………….

Esta­mos reu­ni­das hoy aquí unas 27 mili­tan­tes de ASKAPENA de ARABA, de unas 100 per­so­nas que tene­mos en la lis­ta de mili­tan­tes. Segu­ro que nos fal­tan, segu­ro que hemos olvi­da­do a este cama­ra­da, a esta com­pa­ñe­ra, mili­tan­te soli­da­rio, inter­na­cio­na­lis­ta de ASKAPENA de los últi­mos 25 años. Que nos per­do­nen estos mili­tan­tes y nos impon­gan como cas­ti­go el enmen­dar nues­tra frá­gil memo­ria y nues­tro des­cui­do negli­gen­te con una segun­da con­vo­ca­to­ria antes del 25 Ani­ver­sa­rio, allá por el 10 de noviem­bre de este año corrien­te 2012.

Digo “mili­tan­tes”, no “ex-mili­tan­tes”, por­que, como la vida mis­ma o cual­quier otro vicio o enfer­me­dad, la mili­tan­cia nun­ca se cura del todo. Uno pue­de creer que lo pue­de supe­rar, que pue­de apren­der a con­tro­lar­lo, a vivir con ello, pue­de tam­bién pre­ten­der olvi­dar­lo o negar­lo como des­pro­pó­si­to e inge­nui­dad de la divi­na juven­tud. Sin embar­go, en algún rin­cón del sub­cons­cien­te y nues­tra terri­ble alie­na­ción, per­ma­ne­ce y per­ma­ne­ce­rá para siem­pre. Y se está quie­ta allí o dor­mi­da, la mili­tan­cia. No. Aun­que la con­fi­ne­mos al últi­mo agu­je­ro, aun­que la ence­rre­mos en la cel­da más lúgu­bre y pro­fun­da de nues­tro prag­ma­tis­mo de madu­rez adul­ta y rea­lis­ta, siem­pre, siem­pre, esta­rá tra­ba­jan­do, imper­cep­ti­ble­men­te actuan­do, pelean­do y luchan­do … cons­pi­ran­do, has­ta nues­tro últi­mo sus­pi­ro. No se sal­va nadie. No hay vida más allá de la militancia.

Esta car­ta ha esta­do allí detrás del car­tel del Che duran­te años, ha esta­do allí, col­ga­da en la sede. Sobre­vi­vió un regis­tro. Algu­nas cono­céis la his­to­ria. Este es un buen momen­to para com­par­tir­la. Dice así:

De Adriano Salazar

Para ASKAPENA

Su fami­lia

Compañeros/​as Internacionalistas:

Fue deseo de un vie­jo cama­ra­da que ago­ni­za­ba, dar su más sin­ce­ra gra­ti­tud a todo el colec­ti­vo de ASKAPENA por la acti­tud tan entra­ña­ble y soli­da­ria que le brin­das­teis, al ofre­cer­le de for­ma desin­te­re­sa­da su teso­ro más preciado.

Teníais que haber vis­to la satis­fac­ción y el orgu­llo con que fue reci­bi­do el retra­to del “Che” en su cen­tro hospitalario.

Colo­ca­do en fren­te de su cama, jun­to a la Iku­rri­ña, ser­vía a este vie­jo guda­ri, recuer­dos de accio­nes pres­ta­das por y para el bien­es­tar y la liber­tad de su gente.

Adriano, que así se lla­ma­ba este humil­de lucha­dor, no era líder de nin­gún par­ti­do ni aso­cia­ción, tan solo fue un opri­mi­do más por la dic­ta­du­ra que vivió, pero era una per­so­na soli­da­ria y entra­ña­ble que se deja­ba que­rer por todos aque­llos que le conocían.

Sus idea­les eran los mis­mos que pro­mul­ga­ba Che Gue­va­ra, tan­to fue así, que por expre­so deseo de él y de su fami­lia, fue este retra­to expues­to en la cabe­ce­ra de su capi­lla ardien­te, aquí en Vitoria-Gasteiz.

Por todo ello, por vues­tro ges­to tan soli­da­rio, agra­de­ce­mos de todo cora­zón vues­tro retra­to y os lo devol­ve­mos con el orgu­llo y la satis­fac­ción de saber que una vez más “el Che” ha ser­vi­do de guía e ilu­sión has­ta el final de otro compañero.

Un salu­do de puño alza­do para todos.

ESKERRIKASKO ETA AURRERA HERRIEN ASKAPENAREKIN

Fami­lia de Adriano Salazar

Wal­ter.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.