[Videos] Arte entre las artes (en los mon­tes, mon­te soy)- Mai­té Campillo

ARTE ENTRE LAS ARTES (en los mon­tes, mon­te soy)

“Soy de don­de soy, aun­que me encuen­tre don­de esté, aun­que la noche cubra el cie­lo y haya cri­sis con la fe. Soy de don­de soy, de don­de habi­ta el cora­zón, don­de se sue­ña con palo­mas y se mue­re por amor”
(Vicen­te Feliú)

No digas nun­ca jamás… JOTAKE!

Com­pon­ga­mos un árbol, edi­fi­que­mos jun­tos su base. Hora de pla­ni­fi­car. El 2014 se está yen­do, sobre él las hue­llas de lo inau­di­to. Aní­men­se a com­ple­tar­lo, ya yo voy a col­gar entre sus ramas el pri­mer pin­ga­jo de tex­to sobre él, el núme­ro d“millonarios que aumen­tó la “gra­cio­si­lla cri­sis”, madre de todos ellos. Últi­mo año entre cri­sis y recor­tes, han sali­do for­ta­le­ci­dos más de un 13% de nue­vos ricos, o sea unos 47. 000 nue­vos gran­des, peli­gro­sos gori­las de lo osten­to­so. Bueno, no se lo crean del todo, las esta­dís­ti­cas no siem­pre dicen la ver­dad sobre este tipo de malan­dros. Todi­tos los ser­vi­les del vie­jo y “nue­vo” sis­te­ma de poder (vie­jos y nue­vos ricos del orden “demo­crá­ti­co”), han amplia­do el tama­ño de sus cofres gra­cias a la gene­ro­si­dad del teso­ro de Esta­do monár­qui­co, sus [email protected] se encar­gan de ase­gu­rar­lo. Y, el árbol se pre­gun­ta ‑si hay cri­sis, si de ver­dad ten­go que creer al edil del pue­blo del valle en el que vivo… Por qué pesan tan­to los bol­si­llos de los tra­jes que me han col­ga­do como dis­fraz de la nue­va cam­pa­ña elec­to­ral? Culo de árbol se que­ja del mer­ca­do de valo­res en alza y pues­tos de tra­ba­jo en baja. Dema­sia­da mier­da. San­gui­jue­la demo­crá­ti­ca es como fas­cis­mo a capi­ta­lis­mo, patrón de las gran­des finanzas.

¡Aní­men­se carajo… 

Lle­nen de pan­car­tas las ramas de la libertad!

Digan lo que sien­ten y dejen de callar. La sumi­sión no tie­ne nin­gún atrac­ti­vo sobre la natu­ra­le­za, repug­na a los que luchan con­tra la axfí­sia; a excep­ción de los gran­des gru­pos de pará­si­tos que con­tra­tan por “amor al arte”, y al refuer­zo de filas del mor­tí­fe­ro pro­yec­til con­tra el ébo­la pue­blo. El capi­ta­lis­mo forra en miles de millo­nes a los empre­sa­rios de la nue­va indus­tria. Artícu­los basu­ra. Com­pre mier­da y ole­rán mejor las calles, casas, lo agra­de­ce­rá su nue­va “eco­no­mía” al día con todo vomi­tan­do las som­bras que la depri­men. Me ani­mo a seguir col­gan­do más pin­ga­jos de tex­to. Colo­reo en rojo los que quie­ro resal­tar para hacer­los más lla­ma­ti­vos al sen­tir humano: EEUU y Ale­ma­nia viven gra­cias a tu “eco­no­mía” del ham­bre. Los ban­cos nadan entre billo­nes y tibu­ro­nes, mien­tras tu no hue­les sino al des­agüe que va a parar a los mares. Cre­cen los pará­si­tos en los lla­ma­dos sin­di­ca­tos y par­ti­dos de la “izquier­da”. El sec­tor finan­cie­ro de ganan­cias que for­ma la eco­no­mía mun­dial amplia los mer­ca­dos de gue­rra. Yates, man­sio­nes, pros­tí­bu­los, avio­nes pri­va­dos, dro­gas, joyas, coches de oro (per­dón, de lujo), y mas­co­tas de colec­ción de dos y cua­tro patas, for­man par­te de ese vivir jun­tos el para­si­tis­mo que engor­da las alfor­jas del fora­ji­do… Están lle­van­do una «doble vida» y son peca­do­res que deben ser cas­ti­ga­dos: «Dice Jesús (no la que escri­be esta nota), que les aten al cue­llo una pie­dra de molino y sean tira­dos al mar. No se habla de per­dón aquí, por­que don­de hay enga­ño, el Espí­ri­tu de Dios no pue­de estar» (Ejem­plo dado por un Pontífice)

Paci­fis­mo: Arma de gue­rra del capitalismo

(Bro­tan como saram­pión los nue­vos ricos de cri­sis, paz y democracia)

Invier­tan en el árbol de la liber­tad. Apro­ve­chen el eslo­gan que la navi­dad es una ilu­sión. Re-invier­tan la his­to­ria, atrá­pen­la cara­jo!!! Su natu­ra­le­za mar­ca la vida sobre­vo­lan­do la ira tuya y mía con­tra el gori­la impos­tor y sus mona­gui­llos; con ella vul­ga­ri­za la coti­dia­ni­dad en impo­ten­cia deses­pe­ran­do, des­ar­ti­cu­lan­do cada uno de tus pasos. Ele­men­tal de super­vi­ven­cia no aho­gar­te en el lodo de los zapa­tos que la con­for­man como vál­vu­la pre­sión del sis­te­ma que ame­na­za. Refle­xio­nar es bási­co y don de inte­li­gen­cia; hora de irra­diar de ella, y no de con­do­len­cias con los colo­nos de la reale­za impues­ta a for­ma de reyes o duque­sas; hora de avi­var la des­con­fian­za, cas­tra­da y some­ti­da al derro­che “demo­crá­ti­co” del des­pre­cio; hora de orga­ni­zar tu men­te, obser­var la degra­da­ción del mode­lo social, su per­mi­si­vi­dad, sus leyes cebo y caja de herra­mien­tas, mar­ca sello de su natu­ra­le­za aso­cia­ti­va como eco­no­mía mas allá de lo social y cul­tu­ral. Lo “no lucra­ti­vo” en sus manos es peli­gro­so. La entra­ña que lo con­for­ma va arra­san­do las estruc­tu­ras socia­les con­quis­ta­das y enfren­ta­das a la repre­sión que siem­pre las qui­so aplas­tar. Anu­lar­te como por­ta­voz de la cul­tu­ra pro­pia entre calles, pel­da­ños escé­ni­cos de la par­ti­ci­pa­ción aje­na a la sumi­sión de los, “lis­tos”, mise­ria cul­tu­ral como alter­na­ti­va de unos pocos. Tal es la raíz del carác­ter de la impo­si­ción de los nue­vos “ade­lan­ta­dos” con batu­ta de tram­pa. El anda­mia­je capi­ta­lis­ta como mode­lo indis­cu­ti­ble no sir­ve. Gira, vira hacia uno y otro lado la rue­da de la espe­cu­la­ción entre tu patio y el mío; su insos­te­ni­ble “cri­sis” bus­ca ampa­ro para el rey (impo­ner­lo más si cabe en tu vida), impo­si­ción feu­dal para la monár­qui­ca pará­si­ta basa­da en el silen­cio de los corderos.

Muy pocos son los que con­de­nan tal mise­ria de la exis­ten­cia huma­na, mien­tras la pro­duc­ción, crea­ción, ver­da­de­ra for­ma­ción y apre­cia­ción de los diez­ma­dos (por esa ley de la divi­ni­dad invul­ne­ra­ble), se rele­gan. Por eso cada vez hay más ricos. Por esa mis­ma ley los ayun­ta­mien­to-mien­to, mien­ten!! Más pare­cen sucur­sa­les ban­ca­rias que ins­ti­tu­cio­nes de los pue­blos. Gra­cias a sus “ayu­das socia­les a cla­nes fami­lia­res”, los nue­vos caci­ques de la cul­tu­ra bro­tan por doquier por los valles de los pue­blos, inclui­dos los anal­fa­be­tos de toda con­di­ción que no de inten­cio­nes de impo­si­ción. For­ma de depen­den­cia, mili­tan­cia que pro­pa­ga la cul­tu­ra capi­ta­lis­ta de la sumi­sión, oscu­ran­tis­mo que así y sólo así, “los dio­ses”, se hacen para que los sec­to­res pue­blo depen­dan sumi­sos de sus lla­ma­dos “pro­yec­tos”. Sec­to­res des­fa­vo­re­ci­dos de toda alter­na­ti­va ins­ti­tu­cio­nal pero deseo­so de entu­sias­mo, par­ti­ci­pa­ción, crea­ción, volun­ta­ria­do del com­par­tir soli­da­rio es abu­sa­do, uti­li­za­do por las redes de la tram­pa. Entre sus mane­jos se encuen­tran los, “pro­gres reno­va­do­res y has­ta ofen­di­dos”, que el pro­pio capi­ta­lis­mo pro­te­ge. De muchas mane­ras pro­te­ge. La con­ti­nui­dad de su exis­ten­cia es vital para él, la ideo­lo­gía libe­ra­do­ra les hace mili­tan­tes sólo si les lle­na el bol­si­llo, son los fetos des­ta­ca­dos den­tro de esa sumer­gi­da cul­tu­ra de Esta­do del hambre.

No es la “polí­ti­ca” en abs­trac­to la “cul­pa­ble”, no, no se tra­ta de abs­traer­se sino de lo con­tra­rio. “La cul­pa” de la mal­di­ción a los pue­blos, su res­pon­sa­bi­li­dad, no solo la tie­nen los que direc­ta­men­te nos han pro­pues­to el lodo como alter­na­ti­va al agua, tam­bién quién les ayu­da y nos arras­tra en dife­ren­tes mañas hacia el estan­ca­do lodo de su peci­na putre­fac­ta. La cobar­día de los vasa­llos siem­bra al sumi­so. Lucha con­tra todo tipo de inquie­tu­des aje­nas al Esta­do des­pó­ti­co para que todo siga igual, él, poder cre­cer, y tu vene­rar, no como par­te del lodo des­ti­na­do a los pue­blos. La cul­tu­ra de los men­ta­dos no es una ame­na­za para el sis­te­ma. No, no son para nada una cla­se social en sí mis­ma, como tam­po­co lo es la lla­ma­da cla­se polí­ti­ca, y, es que el poder ideo­ló­gi­co capi­ta­lis­ta en el que inclu­yo el ecle­siás­ti­co y mili­tar, jamás jue­ga con una sola mano de car­tas. No, “los ultra-cuer­pos no repre­sen­tan el Con­se­jo de Admi­nis­tra­ción” de nues­tros intere­ses. Don­de todo cabe no que­po yo. No soy tram­po­lín (“[email protected]”), de los intere­ses de la bur­gue­sía por­ta­do­ra de la pobre­za. Ni de los que aso­man a las mareas como sal­va­do­res para decir que, “en este país”, lo que hace fal­ta es mano dura y orden… Podría yo res­pon­der: ¿No me esta­rás enga­ñan­do?. .. Aca­so el tirano que fue, es pie­dad? ¿Aca­so el fas­cis­mo y sus bur­gue­sías con­sen­ti­das nacio­na­lis­tas, popu­lis­tas, o nacio­nal socia­lis­tas son la alter­na­ti­va? Pode­ro­so caba­lle­ro don dine­ro!!! Oji­to, cui­da­di­to con el “cojo” fie­ro, capaz de amor­da­zar­te y has­ta estran­gu­lar­te antes de per­der pri­vi­le­gios… Toda ciu­dad, por peque­ña que sea, está divi­di­da de hecho en dos. Una es la ciu­dad de los pobres y la otra es la ciu­dad de los ricos. Ambas están en gue­rra entre sí (Pla­tón)

JORDI SAVALL“ ven­ta­na abier­ta al mundo

Cul­tu­ra, arte, pro­le­ta­ria­do, lucha de cla­ses, abo­li­ción de toda explo­ta­ción. .. Pala­bras en desuso como las cer­van­ti­nas en boca de Qui­jo­te y San­cho, como la uto­pía e idea­lis­mo de luchar para dis­fru­tar de un mun­do mejor y aca­bar con el ladrón de frac. No, la liber­tad no es nego­cia­ble. Sólo los peces muer­tos nadan con la corrien­te… Sí, sólo un pue­blo ins­trui­do, un pue­blo cul­to, que lee, estu­dia, avan­za más allá de lo mediá­ti­co miran­do a los ojos de su gen­te, obser­va su alre­de­dor, y no sólo mira, ade­más refle­xio­na, actúa, une y lucha, pata­lea, gri­ta si hace fal­ta, toma deci­sio­nes jun­to a otros que pien­san como el, por­que son cul­tos y está en jue­go su liber­tad; la liber­tad de un pue­blo que no quie­re ser escla­vo. Cier­to es que para el capi­ta­lis­mo la cul­tu­ra cuan­to más lejos de los pue­blos mejor. Para los ser­vi­do­res y vivi­do­res del sis­te­ma de degra­da­ción tam­bién, de lo con­tra­rio sería como el dia­blo Cojue­lo, des­ta­pa­ría toda la mier­da, ava­ri­cia y corrup­ción que hay en la bote­lla den­tro y fue­ra de la cor­te real. Y, eso no está nada bien, que­bra­rían intere­ses, des­ar­ti­cu­la­rían las leyes del enre­do sacan­do a flo­te la podri­da mier­da, y a los ser­vi­do­res de tal “cien­cia”. Por eso y más cosas la tie­nen rele­ga­da como ceni­cien­ta apes­to­sa de los pue­blos. Ber­tolt Brecht, des­cri­bió las dife­ren­tes mane­ras de matar del capitalismo:

Pue­den meter­te un cuchi­llo en el vientre.

Qui­tar­te el pan.

No curar­te de una enfermedad.

Meter­te en una mala vivienda.

Empu­jar­te has­ta el suicidio.

Tor­tu­rar­te has­ta la muer­te por medio del trabajo.

Lle­var­te a la gue­rra, etc.

Solo pocas de estas cosas están prohi­bi­das en nues­tro Esta­do. Sí, hay muchas mane­ras de matar… Quien hoy día quie­re luchar con­tra la men­ti­ra y la igno­ran­cia y escri­bir la ver­dad, tie­ne que supe­rar al menos cin­co obs­tácu­los. Debe tener el valor de escri­bir la ver­dad, a pesar de que en todos sitios se repri­ma; la pers­pi­ca­cia de reco­no­cer­la, a pesar de que en todos sitios se encu­bra; el arte de hacer­la útil como un arma; el buen cri­te­rio para ele­gir a aque­llos en cuyas manos se haga efec­ti­va; la astu­cia de pro­pa­gar­la entre ellos. Estos esco­llos son con­si­de­ra­bles para aque­llos que escri­ben bajo el régi­men fas­cis­ta, pero tam­bién exis­ten para aque­llos que fue­ron per­se­gui­dos o huye­ron, e inclu­so para aque­llos que escri­ben en los paí­ses de la liber­tad burguesa.

Mode­ra­do es intere­san­te pala­bra. Es la pala­bra que uti­li­zan los explo­ta­do­res para defi­nir a quie­nes se plie­gan a sus exi­gen­cias. Lucha­mos con­tra la mise­ria pero al mis­mo tiem­po lucha­mos con­tra la alienación.

Ernes­to Gue­va­ra (*Che)

El 30 de octu­bre del 2014, ha que­da­do mar­ca­do en la his­to­ria de la cul­tu­ra. Don­de un “con­tes­ta­ta­rio”, per­dón, un artis­ta, músi­co, direc­tor, com­po­si­tor, y muuuu­cho más, Jor­di Savall, ha renun­cia­do al galar­dón: Pre­mio Nacio­nal de la Músi­ca. Como pro­tes­ta por la polí­ti­ca cul­tu­ral del Gobierno del Esta­do Espa­ñol… La igno­ran­cia y la amne­sia son el final de toda civi­li­za­ción, ya que sin edu­ca­ción no hay arte y sin memo­ria no hay jus­ti­cia. No pode­mos per­mi­tir que la igno­ran­cia y la fal­ta de con­cien­cia del valor de la cul­tu­ra por par­te de los res­pon­sa­bles de las más altas ins­tan­cias del gobierno del Esta­do espa­ñol ero­sio­nen la labor de tan­tos músi­cos, acto­res, bai­la­ri­nes, cineas­tas, escri­to­res y artis­tas plás­ti­cos que osten­tan el estan­dar­te de la Cul­tu­ra y que no mere­cen, sin duda, el tra­to que reci­ben ya que son los autén­ti­cos pro­ta­go­nis­tas de la iden­ti­dad cul­tu­ral de este país… Lamen­to tener que comu­ni­car­les pues, que no pue­do acep­tar esta dis­tin­ción, ya que vie­ne dada de la mano de la prin­ci­pal ins­ti­tu­ción del Esta­do Espa­ñol res­pon­sa­ble, a mi enten­der, del dra­má­ti­co desin­te­rés y de la gra­ve incom­pe­ten­cia en la defen­sa y pro­mo­ción del arte y de sus crea­do­res… Una dis­tin­ción que pro­vie­ne de un Minis­te­rio de Edu­ca­ción, Cul­tu­ra y Depor­tes res­pon­sa­ble tam­bién de man­te­ner en el olvi­do una par­te esen­cial de nues­tra cul­tu­ra… La Cul­tu­ra, el Arte, y espe­cial­men­te la Músi­ca, son la base de la edu­ca­ción que nos per­mi­te rea­li­zar­nos per­so­nal­men­te y, al mis­mo tiem­po, estar pre­sen­tes como enti­dad cul­tu­ral, en un mun­do cada vez más globalizado…

Estoy pro­fun­da­men­te con­ven­ci­do que el arte es útil a la socie­dad, con­tri­bu­yen­do a la edu­ca­ción de los jóve­nes, y a ele­var y a for­ta­le­cer la dimen­sión huma­na y espi­ri­tual del ser humano. ¿Podría­mos ima­gi­nar un Museo del Pra­do en el cual todo el patri­mo­nio anti­guo no fue­ra acce­si­ble? Pues esto es lo que suce­de con la músi­ca, ya que la músi­ca viva solo exis­te cuan­do un can­tan­te la can­ta o un músi­co la toca, los músi­cos son los ver­da­de­ros museos vivien­tes del arte musi­cal. Por ello es indis­pen­sa­ble dar a los músi­cos un míni­mo de apo­yo ins­ti­tu­cio­nal esta­ble, ya que sin ellos nues­tro patri­mo­nio musi­cal con­ti­nua­ría dur­mien­do el tris­te sue­ño del olvi­do y de la ignorancia…

Creo, como decía Dos­to­yevs­ki, que la Belle­za sal­va­rá al mudo, pero para ello es nece­sa­rio poder vivir con dig­ni­dad y tener acce­so a la Edu­ca­ción y a la Cul­tu­ra (Jor­di Savall)


En vano las inten­cio­nes del gobierno serán rec­tas, en vano harán gran­des esfuer­zos por el bien públi­co, en vano pro­vo­ca­rán con­gre­sos y ata­ca­rán las reli­quias del des­po­tis­mo, si los pue­blos no se ilus­tran, si cada hom­bre no cono­ce lo que vale, lo que pue­de y lo que sabe, nue­vas ilu­sio­nes suce­de­rán a las anti­guas y des­pués de vaci­lar algún tiem­po, será, tal vez, nues­tro des­tino cam­biar de tirano sin des­truir la tira­nía (Mariano Moreno, nació en Bue­nos Aires)

No, no es la pri­me­ra renun­cia la del com­pa­ñe­ro Jor­di, al Pre­mio Nacio­nal de la Músi­ca. En los últi­mos años otros cua­tro galar­do­na­dos se han suma­do a este recha­zo en dis­tin­tas cate­go­rías. “Coli­ta”, tam­bién se ha suma­do a la pro­tes­ta con­tra la polí­ti­ca del Minis­te­rio. La reco­no­ci­da fotó­gra­fa, apro­ve­chó dicha coyun­tu­ra para apun­ta­lar tam­bién su

cri­te­rio.. . Mani­fes­tar­le, sr. Wert, que pro­vi­nien­do dicho pre­mio Nacio­nal de Foto­gra­fía del Minis­te­rio de Cul­tu­ra, me veo en la obli­ga­ción de recha­zar­lo. Igno­ro don­de resi­de este minis­te­rio, e inclu­so si exis­te como tal. En cual­quier caso, yo no lo conoz­co. La situa­ción de la cul­tu­ra y la edu­ca­ción en Espa­ña, cómo expre­sar­lo, es de pena, ver­güen­za y dolor de cora­zón. No es posi­ble que exis­ta dicho minis­te­rio. Es una qui­me­ra. Habrá que espe­rar con ilu­sión, otros tiem­pos, otras gen­tes, otros gobier­nos, que nos devuel­van a noso­tros el orgu­llo y a ellos el honor.

Otro refe­ren­te den­tro de la músi­ca fue el com­po­si­tor, tam­bién cata­lá como los ante­rio­res, Josep Soler, el que recha­za­ra el año pasa­do la Meda­lla de Oro al Méri­to en las Bellas Artes, en pro­tes­ta con­tra la nefas­ta polí­ti­ca, en mate­ria cul­tu­ral y educativa.

Otro en recha­zar­lo fue el escri­tor Javier Marías: Pre­mio Nacio­nal de Narra­ti­va 2012 por su obra “Los enamoramientos”.

En noviem­bre de 2010 fue el escul­tor San­tia­go Sie­rra, el que dijo NO, al Pre­mio Nacio­nal de Artes Plás­ti­cas, argu­men­tan­do en una car­ta a la por enton­ces minis­tra de Cul­tu­ra, Ánge­les Gon­zá­lez Sin­de, que el pre­mio pre­ten­de ins­tru­men­ta­li­zar el pres­ti­gio de un artis­ta en bene­fi­cio del Esta­do, y, que el arte le había otor­ga­do una liber­tad a la que no esta­ba dis­pues­to a renunciar.

La enre­da­de­ra no lle­ga más arri­ba que los árbo­les que la sos­tie­nen… hay algo como un muy pode­ro­so y astu­to enga­ña­dor que usa de todas sus mañas para tener­me cons­tan­te­men­te enga­ña­do… esos insen­sa­tos se empe­ñan en hacer creer que son reyes, “sien­do unos pobres”, y que, estan­do des­nu­dos, se vis­ten de oro y de púr­pu­ra… (Des­car­tes /​Dis­cur­so del método)

En cam­bio cuan­do el pre­mio es un Nobel la cosa cam­bia. De más de 600 pre­mios otor­ga­dos “sólo dos” por volun­tad pro­pia, a lo lar­go de la his­to­ria lo recha­za­ron. Y, es que la moral cam­bia, y cómo cam­bia!! Cuan­do se tra­ta de recha­zar un millón, digo bien, un millón de euri­tos. Sin embar­go hay dos casos de recha­zo volun­ta­rio. El pri­me­ro en 1964. Cuan­do el filó­so­fo y escri­tor Jean Paul Sar­tre, negó el Pre­mio Nobel de Lite­ra­tu­ra; en una car­ta diri­gi­da a la Aca­de­mia Sue­ca, expli­có su posi­ción fren­te a la ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción occi­den­tal de la cul­tu­ra. Con­si­de­ra­ba que acep­tar esa cla­se de pre­mio lo com­pro­me­te­ría con dicha ins­ti­tu­ción e irrum­pi­ría con su labor de libre pen­sa­dor. Como ejem­plo, puso la situa­ción de su rela­ción con el movi­mien­to de resis­ten­cia vene­zo­la­na. El segun­do recha­zo volun­ta­rio fue en el año 1973. Pre­mio otor­ga­do al revo­lu­cio­na­rio viet­ma­ni­ta Le Duc Tho. Sí, el Pre­mio Nobel de la Paz fue otor­ga­do a Le Duc Tho, y al car­ni­ce­ro (de car­ne huma­na) Henry Kis­sin­ger, por fomen­tar la paz en Viet­nam duran­te la Gue­rra Fría. Sin embar­go, el polí­ti­co viet­na­mi­ta repu­dió el galar­dón, decla­ran­do que su país aún no vivía en paz, el car­ni­ce­ro se lo lle­vó para su bolsillo.

«Podrán cor­tar todas las flo­res, pero nun­ca deten­drán la primavera»
(Pablo Neruda)

Pablo Neru­da, Gar­cía Már­quez, Dario Fo… NO LO RECHAZARON. A fin de cuen­tas recha­zar el Pre­mio Nobel, no es negar una sim­ple meda­lli­ta, sino una fuer­te can­ti­dad de dine­ro y no cual­quie­ra decli­na un millón de dóla­res… por con­vic­cio­nes personales?

NOTA

Yo, los úni­cos pre­mios que he reci­bi­do han sido los aplau­sos del públi­co, algo es algo! Ramos de flo­res y besos. Muchos besos eso si que sí, aho­ra, nun­ca he teni­do opor­tu­ni­dad de recha­zar tal cau­dal!!! Si así lo fue­ra, iría mucho más lejos que Jor­di Savall, qui­zá, dada mi eco­no­mía has­ta los hubie­ra cogi­do… para poder hacer llo­ver mier­da sobre sus cabe­zas, y lo dicho, como Jor­di, bien dicho está. Los pre­mios que con más ilu­sión reci­bí, fue­ron, en una de mis pri­me­ras repre­sen­ta­cio­nes con la obra “¿Alguien quie­re escu­char­me?” (con­tra el gol­pe de Esta­do en Chi­le) del autor ruso Enri­que Boro­vic, al fina­li­zar el estreno en una sala aba­rro­ta­da de públi­co: un gru­po de muje­res de hijos des­apa­re­ci­dos, se acer­ca­ron al esce­na­rio y me entre­ga­ron el ramo de rosas más bello que hayan reci­bi­do jamás mis manos, y, por enci­ma y aba­jo de todo, las pala­bras de un mucha­cho sin­di­ca­lis­ta, que pos­te­rior­men­te pare­ce ser que se sui­ci­dó, “incom­pren­di­do” en su pro­pio sin­di­ca­to?, sole­dad, impo­ten­cia…?, me dijo aquél mucha­cho entre un eléc­tri­co apre­tón de manos: Com­pa­ñe­ra, el tea­tro for­ma par­te de la lucha (de los obre­ros en nues­tro caso), y tu, lo haces más combativo.

De mujer a mujer (dijo, Talia): ¿Ha habi­do éxi­tos en tu vida, Maité?

Y, yo me que­dé así, pen­san­do… Sí, por supues­to que sí, Talía, como en la vida de millo­nes de per­so­nas en el mun­do de una u otra mane­ra podría­mos encon­trar lo que per­fec­ta­men­te podría­mos lla­mar éxi­tos. Has­ta que tro­pie­zan con algu­na pie­dra, cla­ro!, pié, sen­ten­cia, esla­bón o soca­vón ani­qui­la­dor de tan­tas alas. Las posi­bi­li­da­des que­ri­da cole­ga, (veci­na ami­ga), diez­man fren­te a los muros de un sis­te­ma blin­da­do ante aves libres e inde­pen­dien­tes, aplas­ta en cuan­to a los “gran­des éxi­tos” se refie­re, cuan­do no le sir­ves en ban­de­ja. Des­de su correo lle­gan bui­tres y alam­bra­das que aco­rra­lan lo que no intere­sa, o les hace som­bra. Es su hacha­zo con­tra el vue­lo insu­mi­so en cuan­to a cul­tu­ra, se pre­ci­pi­ta sobre todos noso­tros pro­pul­so­res de una nue­va socie­dad estran­gu­lan­do los aires liber­ta­do­res que nos ins­pi­ran. Lle­gó el ego con la demo­cra­cia e impu­so lo per­so­nal a lo colec­ti­vo, tal es la nue­va cul­tu­ra en manos de los caci­ques que mue­ven los hilos. Fácil es para ellos aho­gar el cue­llo de las aves sen­si­bles, esta es su socie­dad, y el dine­ro está en sus manos. La ban­ca man­da y los demó­cra­tas sir­ven su sis­te­ma. Ahí es que me encuen­tro, en lucha. Lucha y un sol des­co­no­ci­do, es que voy for­jan­do rien­das sobre el camino ami­go; es la amis­tad inter­na­cio­nal una luz supe­rior, puño y cora­zón. El camino es lar­go, lucha como garan­tía. En ese gong con­tra reloj de los minu­tos, el tiem­po pasa, por él es que vamos pasan­do; de ali­men­tar la esti­ma en el com­ba­te por ali­men­to, mien­tras pien­so en una vida bajo el sol ale­ja­da de las tinie­blas y al abri­go del frío. Esti­mu­la que los pre­sos vuel­van a casa y la his­to­ria vaya que­dan­do escri­ta. Cuan­do ellos sal­gan, cuan­do se sepa toda la ver­dad sobre los des­apa­re­ci­dos del mun­do, las matan­zas por doquier de lo más joven y com­ba­ti­vo de Méxi­co… Ese día, lle­ga­rá la navi­dad, por­que no fal­ta­rá la ver­dad sobre el árbol de la cien­cia… hay mayor hon­ra y segu­ri­dad en la resis­ten­cia que en la fuga (Des­car­tes)

PD.

Esther Ferrer, no dijo, NO, al Pre­mio Veláz­quez de Artes Plásticas.

Galar­dón, dota­do con 100.000 euros, con­ce­di­do por ese mis­mo Minis­te­rio de Edu­ca­ción y Cul­tu­ra, que los otros artis­tas recha­za­ron. Pare­cie­ra que, Esther Ferrer, no haya teni­do en cuen­ta sus pro­pias, “pro­pues­tas con­cep­tua­les y radi­ca­les”?. No, no lo ha recha­za­do, pero ha explicado…que todos los pre­mios que le dan le pro­vo­can, “pro­ble­mas y angus­tia”, ya que siem­pre se pre­gun­ta que, “por qué”, a ella, “con toda la de gen­te que se lo mere­ce” (?). Al prin­ci­pio siem­pre lo paso mal, aun­que lue­go lo digie­ro y lo rela­ti­vi­zo (??). Siem­pre he aspi­ra­do a pasar lo más des­aper­ci­bi­da posi­ble, que ni me miren ni me vean (???). Nun­ca he hecho nada por reco­no­ci­mien­to o por hacer algo, ni he pedi­do una ayu­da (????). Quie­ro estar lo más lejos posi­ble de todo lo ofi­cial (?????). Entien­do per­fec­ta­men­te que hay que ele­gir a alguien y que te pue­de caer a ti (??????). De momen­to, me lo han dado, lo he acep­ta­do y ya veremos (*)

(Ya vere­mos, que… ja,jajaja…) *Esther Ferrer, vive des­de hace más de 20 años, en el París de la Fran­cia de los “pro­gres”

Mai­té Cam­pi­llo (actriz y direc­to­ra de teatro)



http://​you​tu​.be/​x​R​n​5​g​7​x​o​cmg

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *